Sí se puede denuncia que la mala gestión de Castro someterá al Ayuntamiento de Güímar a un plan de ajuste durante dos años

Ruyman Expósito destaca que el gobierno de PP-CC dejó sin pagar en 2018 facturas por valor de 888.615 euros y gastó otros 800 mil en fiestas

Sí se puede denuncia que Carmen Luisa Castro (PP) dejará sometido al Ayuntamiento de Güímar a un plan de ajuste durante dos años, al haber roto la regla de gasto después de que en 2018 dejó sin pagar facturas por valor de 888.615 euros, según se desprende del documento de liquidación del presupuesto del año pasado del que se informó en el pleno celebrado este jueves, 28 de marzo.

“Normalmente, el Ayuntamiento deja facturas sin pagar de un año para el siguiente, pero esta es la vez que esa cuantía es más elevada en todos los años de mandato de Castro”, destaca Ruyman Expósito, portavoz de Sí se puede en la corporación. “No solo se han dejado facturas sin pagar por una cantidad considerable, además es que, al gastar más de lo permitido por la ley y romper la regla de gasto del presupuesto, el Ayuntamiento va a verse obligado a cumplir un plan de ajuste durante los próximos dos años”, detalla.

A juicio de Sí se puede, aparte de lo negativa que es esta situación para el pueblo de Güímar, “por otra parte, es una desconsideración ante el próximo gobierno que se haga cargo de la corporación; el PP no sabe si volverá a gobernar y le deja al próximo gobierno un lastre tan grande como es un plan de ajuste”, recalca el portavoz.

Por si esto fuera poco, “desgraciadamente, además, ese dinero de más que se gastó no se dirigió a inversiones relevantes para Güímar que deje a la población un saldo positivo de este tortuoso mandato bajo la dirección de Castro”, dice el concejal de Sí se puede, ya que el modelo de gestión de PP y CC está orientado por “las fiestas, el asfalto y las acciones orientadas por el deseo de volver a ser elegidos”. De esta manera, se están gastando los ahorros del Ayuntamiento en una política que no es seria ni sostenible.

Por otra parte, el portavoz de Sí se puede destaca que “en 2018, por primera vez, el dinero que ingresa el Ayuntamiento es menor que el gasto”. Igualmente, el concejal subraya que se duplicó el gasto en fiestas, al emplearse cerca de 800.000 euros al año, mientras que el presupuesto inicial era de 400.000.

Un caso concreto

Para ilustrar la mala gestión del grupo de gobierno, el portavoz de Sí se puede narra el caso de una obra ejecutada en los aparcamientos situados detrás del casino municipal. En primer lugar, se comenzó a retirar unas placas de amianto sin los requisitos de seguridad exigidos, lo que significó el pago de una multa y la contratación posterior de una empresa especializada que inicialmente no estaba prevista entre los gastos de esta actuación.

A ello se suma que se hizo un jardín para embellecimiento de la zona; debido a su peso y a la incorrecta ejecución de la obra, el jardín acabó tumbando un muro que cayó sobre dos coches, por lo que la empresa aseguradora del Ayuntamiento tendrá que pagar el coste de los daños; además, hubo que levantar un muro nuevo, que costó 37.500 euros, a lo que hay que sumar todos los gastos añadidos por hacerlo “sin planificación y a lo loco”, describe el concejal para concluir: “así es cómo se está gastando en Güímar el dinero público a manos llenas”.

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Usamos cookies para brindarle la mejor experiencia en línea. Al aceptar que acepta el uso de cookies de acuerdo con nuestra política de cookies.